Candidiasis Vaginal

Más que una “dieta”, la Dieta Flexible es un estilo de vida que te ayuda a entender el verdadero balance en la alimentación. Luego de más de 6 años aplicándola, podemos asegurarte que es algo totalmente sostenible en el tiempo
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

CANDIDIASIS VAGINAL

Nos pidieron bastante este tema y agradecemos la confianza. No somos ginecólogas, solo nos gusta nutrirnos de información basada en evidencia científica y lo que hacemos es compartirlo con ustedes.

La candidiasis es una infección producida por un hongo llamado Cándida. Todas las mujeres tenemos Cándida Albicans de forma natural en nuestro cuerpo (en el intestino, vagina, piel y boca). Es decir, tenerla no es la causa de la infección en sí, sino su sobrecrecimiento, que se puede dar principalmente cuando nuestro sistema inmune se ve debilitado o suprimido. 

Esto puede pasar por estrés excesivo, uso de antibióticos de forma constante, diabetes, exceso de estrógeno o  alteraciones hormonales significativas (por ejemplo, a muchas mujeres se les debilita el sistema inmune antes o durante la menstruación). Una de las recomendaciones que se comparte mucho para evitar la candidiasis, es eliminar los alimentos con hongos (levadura) como el pan. Sin embargo, la levadura presente en el pan no causa o agrava la candidiasis. Aunque sea un hongo, no quiere decir que vaya a alterar el hongo vaginal. 

Otra recomendación muy común es eliminar el azúcar, los carbohidratos y hasta las frutas porque se cree que la Cándida se alimenta de la azúcar y glucosa que se encuentra en esos alimentos. Sin embargo, el hongo no se encuentra en nuestra sangre como para alimentarse directamente de azúcar o glucosa y tampoco hay evidencia científica sobre esto. En el caso de las personas con diabetes, son más propensas a tener esta infección, pero no por un tema de azúcar, sino más bien por un cambio en la composición química de su orina y por la misma inmunosupresión que causa el tener diabetes.

Hay personas que han reducido la frecuencia de la infección luego de haber limitado el consumo de azúcar, alimentos procesados y excesos calóricos. Se sostiene que es por el hecho de haber mejorado su alimentación y nutrición, de haber regulado su hiperglicemia y, lo más importante, de haber fortalecido su sistema inmune. 

Lo que sí se ha comprobado que mejora o previene la Cándida es el consumo de alimentos ricos en probióticos, como los yogures o alimentos fermentados. También hay cierta evidencia que demuestra que consumir aceite de coco  disminuye considerablemente el sobrecrecimiento del hongo y, por último, el uso de copas menstruales para prevenir infecciones.  

Sin duda, este es un tema al que se le puede sacar mucha más evidencia.

Déja un comentario y únete a la conversación

descarga el nuevo
pack de ebooks